Scholarly article on topic 'Entrevista con Luís Basañez Viñaluenga: Un histórico de la automática española. 2ª Parte'

Entrevista con Luís Basañez Viñaluenga: Un histórico de la automática española. 2ª Parte Academic research paper on "Sociology"

CC BY-NC-ND
0
0
Share paper
Keywords
{}

Academic research paper on topic "Entrevista con Luís Basañez Viñaluenga: Un histórico de la automática española. 2ª Parte"

Disponible en www.sciencedirect.com

ScienceDirect

R I A I

ELSEVIER

Revista Iberoamericana de Automática e Informática industrial 12 (2015) 350-353

www.elsevier.es/RIAI

Memorias de la Automática

Entrevista con Luís Basañez Viñaluenga: Un histórico de la automática española. 2a Parte

Continuamos en este número de RIAI la entrevista que hicimos el 12 de julio de 2013 a Luis Basañez y de la cual ya fue publicada la primera parte en un número anterior de RIAI. Finalizaba con la decisión del profesor Basañez de dejar su actividad en el mundo de la empresa, donde tenía un trabajo muy interesante en FECSA, para dedicarse ya de manera exclusiva al mundo de la investigación y de la universidad. En esta segunda parte analizamos los avatares y pasos que se llevaron a cabo en la creación del Instituto de Cibernética, su acceso a la cátedra y los inicios del Comité Español de la Federación Internacional de Automática que así fue como se denominó inicialmente el actual Comité Español de Automática (CEA).

En primer lugar Luís me gustaría que me comentases como se gestó la creación del Instituto de Cibernética.

"La historia del Instituto de Cibernética empieza ya mientras yo estaba en FECSA. Como contrapartida del acuerdo suscrito entre los gobiernos español y norteamericano para instalar algunas bases americanas en España hubo un concurso de ideas para financiar proyectos científicos-tecnológicos por parte de los Estados Unidos. Gabriel Ferraté nos dijo al reducido grupo de colaboradores que tenía que había que participar en ese concurso. De hecho la persona que entonces dirigía como Presidente el Instituto Politécnico era Víctor de Buen que estaba muy bien informado de este tema. Víctor de Buen pensó, creo que con buen criterio, que era interesante que el Instituto Politécnico presentase algún proyecto. De hecho se presentaron 2 proyectos: uno era la creación de un instituto del automóvil y el otro de un instituto de automática que fue el que se encargó Gabriel de preparar y fue para esta tarea para la que nos pidió a nosotros nuestra colaboración. Recuerdo que en esos momentos yo estaba todavía trabajando en FECSA. Finalmente el proyecto se presentó y de todos los que optaban el comité hispano-americano aprobó únicamente 5 propuestas. El instituto del automóvil no lo seleccionaron y si lo hicieron con el de automática. Esto fue en mi opinión el gran empuje que necesitábamos para consolidar a un grupo todavía emergente."

Porque esto llevaba anejo una compensación económica importante

"Sí, esto suponía bastante dinero. Entonces al convertirse el Instituto Politécnico en Universidad Politécnica se crearon cinco institutos universitarios propios: uno era el Textil de Tarrasa, otro era el de Petroquímica, otro el del Automóvil, otro el de Técnicas Energéticas y otro finalmente fue el de Cibernética al que se le puso el nombre de Instituto de Ingeniería Cibernética. Este fue el nombre con el que aparece en el decreto de fundación de la Universidad Politécnica de Barcelona. El instituto se basaba fundamentalmente en el Laboratorio de Automática que había sido aprobado con el proyecto de la ayuda norteamericana. Gracias a esto se pudo hacer el Instituto de Ingeniería Cibernética. A partir de ese momento empezamos a obtener recursos económicos, que entre otras cosa propició la adquisición de un computador híbrido de la empresa Electronics Associated Inc. (EAI). Este es el Instituto de Ingeniería Cibernética que empieza a funcionar y que es al que yo me incorporo cuando dejo FECSA."

Esto lo que supone es la posibilidad de colaboración con grupos en Estados Unidos ¿En qué puesto te incorporas en el recién creado Instituto Luís?"

Obviamente Gabriel Ferraté es el director del Instituto y me nombra a mi como subdirector del mismo y este equipo directivo, digámoslo así, permanece mucho tiempo. Sin embargo al poco tiempo Ferraté pasa a ser Rector de la Universidad Politécnica de Barcelona. Pronto nos dimos cuenta que la forma de poder aumentar la dimensión del Instituto para poder abordar proyectos más importantes era buscar alianzas con otros centros que tuvieran una finalidad análoga a la nuestra. Nosotros conocíamos muy bien el Instituto de Automática Industrial del CSIC, que estaba en Arganda (Madrid) y que había surgido como una escisión del Instituto de Electricidad Automática que había fundado García Santesmases. Con tal motivo nos ponemos en contacto con Primo Yufera que era

© 2015 CEA. Publicado por Elsevier España, S.L.U. Todos los derechos reservados http://dx.doi.org/10.10167j.riai.2015.05.002

en esos momentos el Presidente del CSIC. En esas conversaciones con el CSIC se propone una fórmula algo curiosa y es que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas crearía un nuevo instituto que se uniría con nuestro Instituto de Ingeniería Cibernética para hacer bajo un paraguas común, el Instituto de Cibernética."

¿Me interesa conocer Luís como se gesta finalmente el nombre de Instituto de Cibernética?

"Una idea que tenía Ferraté, desde hacía tiempo, era extender el campo de nuestra actividad a los temas de Bioingeniería. En este sentido el instituto que se crea en el CSIC se llama Instituto de Biocibernética. En ese momento tenemos por un lado el Instituto de Ingeniería Cibernética como centro propio de la Universidad Politécnica de Barcelona y por otro lado el Instituto de Biocibernética que es el que pone en marcha el CSIC. El mínimo común denominador era Cibernética. La palabra que estaba en los dos y que servía al objetivo común era Cibernética. Así pues quitamos lo de Ingeniería en el nuestro y lo de Bio en el de ellos y quedó como nombre el de Instituto de Cibernética, como la reunión de los dos institutos. De hecho el Instituto de Biocibernética fue un instituto propio del CSIC durante muchos años aunque después cuando reformaron sus estatutos ya se le cambió el nombre definitivamente así como el carácter del instituto que pasó a ser un Instituto mixto Universidad-CSIC y no un instituto propio."

Un instituto mixto, que era la fórmula que entonces se adoptaba

"Curiosamente el director tenía un doble nombramiento, de la Universidad y del CSIC ya que era director de dos institutos y yo era subdirector por parte de la universidad y vice-director por parte del Instituto de la Universidad Politécnica de Barcelona."

Luis Basañez en compañía de Manfred Thoma, antiguo Presidente de IFAC, y Gabriel Ferrate con ocasión del XIV Congreso Mundial de IFAC celebrado en Beijing (1999)

Siempre me sorprendió que Gabriel nunca dejó la dirección del instituto durante todo ese periodo, siendo como era Rector. Por lo que se ve no había sistema de incompatibilidades. Yo eso nunca lo entendí porque de alguna manera formalmente el director eras tú."

"De hecho yo era el que ejercía y Gabriel como es natural de vez en cuando venía daba ideas, directrices y no es que se desvinculara en absoluto del Instituto. Entonces no estaba claro el tema de la incompatibilidad pero tampoco estaba claro la

compatibilidad. De hecho, llegó un momento en que le dijeron que tenía que dejar la dirección. Ya en aquella época los directores eran elegidos y en esa tesitura se hizo una elección para la dirección del Instituto de Cibernética. Fui el único candidato y es entonces cuando pasé a ser director."

¿En qué año estamos?

"Lo puedo buscar, pero no me acuerdo en estos momentos."

Vuestro centro Luís estaba físicamente localizado en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de la UPC donde llevas a cabo tu actividad docente como profesor de la Escuela y por otro lado tu investigación, esencialmente está vinculada al Instituto. ¿Me puedes comentar algo sobre tu trabajo de tesis doctoral?

"Como sabes Sebastián en aquellos momentos no existían los Departamentos y lo que habían en las Escuelas Técnicas eran las cátedras y los grupos de cátedra. Por todo lo que te he ido comentando yo en aquella época tenía mucho trabajo, muchos proyectos, mucha actividad y esto me dejaba poco tiempo para la tesis doctoral. Pero lo que estaba claro es que uno de los temas en los que había estado trabajando era el famoso computador estocástico y en los temas de codificación y decodificación de información estocástica. Tenía bastante material hecho y lo que hacía falta era ponerse y darle una estructura de cuerpo de tesis. Así que en un momento dado preparé todo esto, completé alguna cosas que faltaban y fue entonces cuando presenté la tesis. Tampoco me acuerdo del año de su lectura."

Lo que es cierto es que podrías haberla hecho bastante tiempo antes si no hubieras tenido todo este otro tipo de tareas, de organización y gestión del Instituto.

"Eso es cierto. Sin embargo lo destacable de todo esto es que continuábamos con una situación completamente eventual, de precariedad desde el punto de vista de estabilidad en el puesto de trabajo. Yo por ejemplo pasé a ser profesor agregado contratado durante un tiempo y después tuve una plaza de profesor agregado interino."

Claro, en esa época, de finales de los años setenta ya todos nosotros habíamos sacado nuestra plaza. En ese sentido Cataluña, en concreto, era como una especie de isla.

"Efectivamente y yo era uno de los que defendía la contratación laboral, los cuerpos laborales frente a los cuerpos de funcionarios. Esto continuó así hasta que con la promulgación de la LRU se cercenaron de raíz las posibilidades de la contratación."

En ese momento hubo que optar a las plazas de funcionario. Lo recuerdo porque muchos de nosotros que ya llevábamos un cierto tiempo dentro del sistema participamos en los tribunales de oposición que con tal motivo se llevaron a efecto.

"Cuando finalmente salieron las cátedras me presenté a la cátedra y pasé a ser catedrático del área de Ingeniería de Sistemas y Automática. Y esta en síntesis fue la trayectoria. Todavía estuve un cierto tiempo más de director del Instituto y después en un momento dado pensé que ya había cubierto una larga etapa en esa actividad y es cuando me sustituyó Rafael Huber que fue el siguiente director. Después más adelante fue cuando se produjo la escisión del Instituto."

Ya volveremos a eso más adelante. Ahora me gustaría que entrásemos en otros dos temas también muy importante y en el que tu has jugado un papel clave. Ambos están en cierta forma relacionados y quisiera conocer la historia desde tu punto de vista. Uno es el nacimiento del Comité Español de la Federación Internacional de Automática y asociado a esto, nuestras relaciones con la International Federation of Automatic Control (IFAC) así como los primeros intentos de pedir la organización del Congreso Mundial de IFAC.

"Sí. De hecho cuando yo llegué aquí, digamos a situarme ya dentro de la Escuela, el Comité Español de la Federación Internacional de Automática ya estaba en marcha y en Londres con ocasión del 3er Congreso Mundial de IFAC de 1966 es cuando se aprueba la incorporación de España como NMO de IFAC. En aquellos momentos crear una asociación era complicado, y la fórmula que se buscó fue que fuese un grupo técnico dentro de la asociación de ingenieros de Cataluña. La asociación de ingenieros tenía un status legal ya que era la asociación de ingenieros de Cataluña y allí es donde estaba la sede como un grupo técnico del Comité Español de la Federación Internacional de Automática. Lo que pasa es que este grupo técnico después funcionaba de forma totalmente autónoma."

Creo recordar de los papeles que he leído que había un presidente honorario que era Damián Aragonés.

"Damián Aragonés que había sido catedrático de Mecánica en la Escuela de Industriales fue el que introdujo la enseñanza de la automática en las carreras de ingeniería, el que creó el primer centro de Cálculo en la cátedra de Mecánica, el que trajo el primer computador analógico que hubo y el primer computador digital que tuvimos en la Escuela, un IBM 1620. Efectivamente fue una persona que jugó un papel importante en los inicios de la automática en España."

Lo que se crea en aquél momento, son los grupos históricos desde el punto de vista de la automática en las Escuelas de Ingenieros Industriales: Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza y Valladolid, que son los que aparecen en un momento determinado como sedes regionales.

"Pero esto es bastante posterior. Simplemente la asociación de ingenieros industriales de Cataluña sirve de cobertura legal ya que el Comité Español de la Federación Internacional de Automática no tenía personalidad jurídica. Yo he conocido la historia de los primeros tiempos de la asociación por lo que me han explicado y no porque lo haya vivido. Ferraté lo que intentó desde el principio fue que el Comité Español de la Federación Internacional de Automática tuviese una componente industrial importante (Ferraté siempre la ha tenido) y por ese motivo lo que procuró fue que hubiesen bastantes industriales en su Junta Directiva. Como Secretario de la Junta Directiva, Gabriel nombró a Jaume Blasco Font de Rubinat que había sido compañero suyo de promoción. Esta persona que iba en silla de ruedas porque tuvo un accidente de coche y quedó paralítico de ambas piernas era muy brillante. Años más tarde, fue catedrático de proyectos de la Escuela. Era quien llevaba todas las actuaciones, el que hacía las convocatorias, las primeras actas y una de las actividades importantes que se hicieron, y en la que yo participé, el Simposio Nacional de Automática en la Industria, que se hizo en Sitges en noviembre de 1969. Digamos que fue la primera actividad que se hizo como Comité Español de la Federación Internacional de Automática. Yo participé en este Simposio. En realidad, creo que cuando se hizo el simposio todavía estaba en FECSA y la ponencia que presenté fue sobre un tema de automatización de redes eléctricas. Este fue mi primer trabajo presentado en un congreso."

Con anterioridad a esto ya se había producido alguna actividad en Sevilla

"No. En Sevilla Javier Aracil organizó un Simposio Nacional sobre Modelado y Simulación como una actividad del Comité Español de la Federación Internacional de Automática. Esto se hizo en conexión con las III Jornadas de Automática en mayo de 1980. Entonces fue cuando hubo aquella aproximación entre la Asociación Española de Automática que dirigía Santesmases y el Comité Español que tu conoces muy bien. En Sevilla fue donde hubo, digamos una refundación del que pasó a llamarse desde entonces Comité Español de Automática. Es entonces cuando se crean las sedes regionales que tu has comentado. Se llegó a la conclusión que había que renovar el Comité Español de Automática y entonces me ofrecieron, los que estaban en la Junta que me presentase como Secretario en sustitución de Jaume Blasco (que ya quería dejarlo). Desde las Jornadas de Automática de Sevilla pasé pues a ser Secretario con Gabriel Ferraté de presidente y a partir de allí iniciamos una nueva andadura."

Paramos aquí la entrevista que le hicimos a Luís Basañez y que proseguirá en el siguiente número de RIAI con la última parte donde repasaremos con Luís los primeros intentos de CEA por conseguir la nominación para organizar el Congreso Mundial de la International Federation of Automatic Control (IFAC), que finalmente organizamos el año 2002 en Barcelona.

Sebastián Dormido

sdormido@dia.uned.es