Scholarly article on topic 'Efecto del esmolol sobre el intervalo QT corregido y alteraciones de la dispersión del intervalo QT corregido observadas durante la inducción de la anestesia en pacientes hipertensos que recibieron un inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina'

Efecto del esmolol sobre el intervalo QT corregido y alteraciones de la dispersión del intervalo QT corregido observadas durante la inducción de la anestesia en pacientes hipertensos que recibieron un inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina Academic research paper on "Educational sciences"

CC BY-NC-ND
0
0
Share paper
Keywords
{Esmolol / "Intervalo QT" / "Dispersión del QT" / "Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA)" / Esmolol / "QT interval" / "QT dispersion" / "ACE inhibitors"}

Abstract of research paper on Educational sciences, author of scientific article — Zahit Çeker, Suna Akın Takmaz, Bülent Baltaci, Hülya Başar

Resumen Justificación y objetivo Es evidente la importancia que tiene minimizar las respuestas simpatoadrenérgicas exageradas y el intervalo QT y la dispersión del intervalo QT que pueden ocurrir a causa de la laringoscopia e intubación traqueal durante la inducción de la anestesia en pacientes hipertensos. El esmolol disminuye la respuesta hemodinámica a la laringoscopia y a la intubación. Sin embargo, su efecto sobre la reducción del intervalo QT prolongado y la dispersión del intervalo QT inducida por la laringoscopia e intubación es controvertido. Investigamos el efecto del esmolol sobre la hemodinámica y el intervalo QT corregido, y las alteraciones de la dispersión del intervalo QT observadas durante la inducción de la anestesia en pacientes hipertensos que recibieron inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. Métodos Fueron incluidos en el estudio 60 pacientes, estado físico ASA I-II, con hipertensión arterial esencial y que recibieron inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. El grupo esmolol recibió una dosis en bolos de 500mcg/kg, seguida de infusión continua de 100mcg/kg/min hasta el cuarto minuto después de la intubación. El grupo control recibió una solución salina al 0,9%, de forma similar al grupo esmolol. Los valores de la presión arterial media y de la frecuencia cardíaca y los registros del electrocardiograma fueron obtenidos durante la fase inicial preanestésica, 5min después de la administración del esmolol y la solución salina, 3min después de la inducción, y 30s, 2min y 4min después de la intubación. Resultados El intervalo QT corregido fue menor en el grupo esmolol (p=0,012), el intervalo de dispersión del intervalo QT corregido fue mayor en el grupo control (p=0,034) y la frecuencia cardíaca media fue mayor en el grupo control (p=0,022) 30s después de la intubación. El riesgo de la frecuencia de arritmia fue mayor en el grupo control en el cuarto minuto después de la intubación (p=0,038). Conclusión Descubrimos que la intubación traqueal prolonga el intervalo y la dispersión del intervalo QT corregido y aumenta la frecuencia cardíaca durante la inducción de la anestesia con propofol en pacientes hipertensos que recibieron inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. Esos efectos fueron prevenidos con el esmolol (bolo de 500mcg/kg, seguido de 100mcg/kg/min de infusión). Durante la inducción, la presión tiende a disminuir con el esmolol. Por tanto, los cuidados se hacen necesarios. Abstract Background and objectives The importance of minimizing the exaggerated sympatho-adrenergic responses and QT interval and QT interval dispersion changes that may develop due to laryngoscopy and tracheal intubation during anesthesia induction in the hypertensive patients is clear. Esmolol decreases the hemodynamic response to laryngoscopy and intubation. However, the effect of esmolol in decreasing the prolonged QT interval and QT interval dispersion as induced by laryngoscopy and intubation is controversial. We investigated the effect of esmolol on the hemodynamic, and corrected-QT interval and corrected-QT interval dispersion changes seen during anesthesia induction in hypertensive patients using angiotensin converting enzyme inhibitors. Methods Sixty ASA I-II patients, with essential hypertension using angiotensin converting enzyme inhibitors were included in the study. The esmolol group received esmolol at a bolus dose of 500mcg/kg followed by a 100mcg/kg/min infusion which continued until the fourth minute after intubation. The control group received 0.9% saline similar to the esmolol group. The mean blood pressure, heart rate values and the electrocardiogram records were obtained as baseline values before the anesthesia, 5min after esmolol and saline administration, 3min after the induction, and 30s, 2min and 4min after intubation. Results The corrected-QT interval was shorter in the esmolol group (P =.012), the corrected-QT interval dispersion interval was longer in the control group (P =.034) and the mean heart rate was higher in the control group (P =.022) 30s after intubation. The risk of arrhythmia frequency was higher in the control group in the 4-min period following intubation (P =.038). Conclusion Endotracheal intubation was found to prolong corrected-QT interval and corrected-QT interval dispersion, and increase the heart rate during anesthesia induction with propofol in hypertensive patients using angiotensin converting enzyme inhibitors. These effects were prevented with esmolol (500mcg/kg bolus, followed by 100mcg/kg/min infusion). During induction, the blood pressure tends to decrease with esmolol where care is needed.

Similar topics of scientific paper in Educational sciences , author of scholarly article — Zahit Çeker, Suna Akın Takmaz, Bülent Baltaci, Hülya Başar

Academic research paper on topic "Efecto del esmolol sobre el intervalo QT corregido y alteraciones de la dispersión del intervalo QT corregido observadas durante la inducción de la anestesia en pacientes hipertensos que recibieron un inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina"

Rev Bras Anestesiol. 2015;65(1):34-40

REVISTA BRASILEIRA DE ANESTESIOLOGIA

...jiJIL

ELSEVIER

ARTÍCULO CIENTÍFICO

Efecto del esmolol sobre el intervalo QT corregido y alteraciones de la dispersión del intervalo QT corregido observadas durante la inducción de la anestesia en pacientes hipertensos que recibieron un inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina

Zahit Çeker, Suna Akin Takmaz*, Bülent Baltaci y Hülya Basar

Departamento de Anestesiología y Reanimación, Ankara Training and Research Hospital, Ministry of Health, Ankara, Turquía

Recibido el 16 de enero de 2014; aceptado el 19 de marzo de 2014 Disponible en Internet el 1 de noviembre de 2014

REVISTA BRASILEIRA DE ANESTESIOLOGIA

Publicación Oficial de la Sociedade Brasileira de Anestesiología www.sba.com.br

CrossMark

Resumen

Justificación y objetivo: Es evidente la importancia que tiene minimizar las respuestas sim-patoadrenérgicas exageradas y el intervalo QT y la dispersión del intervalo QT que pueden ocurrir a causa de la laringoscopia e intubación traqueal durante la inducción de la anestesia en pacientes hipertensos. El esmolol disminuye la respuesta hemodinámica a la laringoscopia y a la intubación. Sin embargo, su efecto sobre la reducción del intervalo QT prolongado y la dispersión del intervalo QT inducida por la laringoscopia e intubación es controvertido. Investigamos el efecto del esmolol sobre la hemodinámica y el intervalo QT corregido, y las alteraciones de la dispersión del intervalo QT observadas durante la inducción de la anestesia en pacientes hipertensos que recibieron inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. Métodos: Fueron incluidos en el estudio 60 pacientes, estado físico ASA I-II, con hipertensión arterial esencial y que recibieron inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. El grupo esmolol recibió una dosis en bolos de 500mcg/kg, seguida de infusión continua de 100mcg/kg/min hasta el cuarto minuto después de la intubación. El grupo control recibió una solución salina al 0,9%, de forma similar al grupo esmolol. Los valores de la presión arterial media y de la frecuencia cardíaca y los registros del electrocardiograma fueron obtenidos durante la fase inicial preanestésica, 5 min después de la administración del esmolol y la solución salina, 3 min después de la inducción, y 30s, 2 min y 4 min después de la intubación. Resultados: El intervalo QT corregido fue menor en el grupo esmolol (p = 0,012), el intervalo de dispersión del intervalo QT corregido fue mayor en el grupo control (p = 0,034) y la frecuencia cardíaca media fue mayor en el grupo control (p = 0,022) 30 s después de la intubación. El riesgo de la frecuencia de arritmia fue mayor en el grupo control en el cuarto minuto después de la intubación (p = 0,038).

* Autor para correspondencia. Correo electrónico: satakmaz@gmail.com (S.A. Takmaz).

PALABRAS CLAVE

Esmolol; Intervalo QT; Dispersión del QT; Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA)

http://dx.doi.org/10.1016/j.bjanes.2014.03.008

2255-4963 © 2014 Sociedade Brasileira de Anestesiología. Publicado por Elsevier Editora Ltda. Este é um artigo Open Access sob a licenja de cc by-nc-nd

Conclusión: Descubrimos que la intubación traqueal prolonga el intervalo y la dispersión del intervalo QT corregido y aumenta la frecuencia cardíaca durante la inducción de la anestesia con propofol en pacientes hipertensos que recibieron inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. Esos efectos fueron prevenidos con el esmolol (bolo de 500mcg/kg, seguido de 100mcg/kg/min de infusión). Durante la inducción, la presión tiende a disminuir con el esmolol. Por tanto, los cuidados se hacen necesarios.

© 2014 Sociedade Brasileira de Anestesiologia. Publicado por Elsevier Editora Ltda.

Este é um artigo Open Access sob a licen9a de CC BY-NC-ND

The effect of esmolol on corrected-QT interval, corrected-QT interval dispersion changes seen during anesthesia induction in hypertensive patients taking an angiotensin-converting enzyme inhibitor

Abstract

Background and objectives: The importance of minimizing the exaggerated sympatho-adrenergic responses and QT interval and QT interval dispersion changes that may develop due to laryngoscopy and tracheal intubation during anesthesia induction in the hypertensive patients is clear. Esmolol decreases the hemodynamic response to laryngoscopy and intubation. However, the effect of esmolol in decreasing the prolonged QT interval and QT interval dispersion as induced by laryngoscopy and intubation is controversial. We investigated the effect of esmolol on the hemodynamic, and corrected-QT interval and corrected-QT interval dispersion changes seen during anesthesia induction in hypertensive patients using angiotensin converting enzyme inhibitors.

Methods: Sixty ASA I-II patients, with essential hypertension using angiotensin converting enzyme inhibitors were included in the study. The esmolol group received esmolol at a bolus dose of 500mcg/kg followed by a 100mcg/kg/min infusion which continued until the fourth minute after intubation. The control group received 0.9% saline similar to the esmolol group. The mean blood pressure, heart rate values and the electrocardiogram records were obtained as baseline values before the anesthesia, 5 min after esmolol and saline administration, 3 min after the induction, and 30s, 2 min and 4min after intubation.

Results: The corrected-QT interval was shorter in the esmolol group (P= .012), the corrected-QT interval dispersion interval was longer in the control group (P= .034) and the mean heart rate was higher in the control group (P=.022) 30s after intubation. The risk of arrhythmia frequency was higher in the control group in the 4-min period following intubation (P= .038). Conclusion: Endotracheal intubation was found to prolong corrected-QT interval and corrected-QT interval dispersion, and increase the heart rate during anesthesia induction with propofol in hypertensive patients using angiotensin converting enzyme inhibitors. These effects were prevented with esmolol (500mcg/kg bolus, followed by 100 mcg/kg/min infusion). During induction, the blood pressure tends to decrease with esmolol where care is needed. © 2014 Sociedade Brasileira de Anestesiologia. Published by Elsevier Editora Ltda.

Este e um artigo Open Access sob a licen9a de CC BY-NC-ND

KEYWORDS

Esmolol; QT interval; QT dispersion; ACE inhibitors

Introducción

La prolongación del intervalo QT y del intervalo QT corregido (QTc), combinada con la dispersión del intervalo QT (DQT) y QT corregido (DQTc), se conoce por aumentar la incidencia de arritmias fatales, como la arritmia ventricular polimórfica o fibrilación ventricular, y causar la muerte súbita a causa de la irritabilidad cardíaca1,2. El aumento de la actividad simpática y de las concentraciones plasmáticas de catecolaminas se conoce por causar la prolongación y la dispersión del intervalo QT. Ha quedado demostrado que la laringoscopia y la intubación traqueal causan respuestas hiperdinámicas, como hipertensión, taquicardia, arritmias

y prolongación del intervalo QT3,4. Aunque las respuestas hemodinámicas observadas sean temporales, pueden causar complicaciones graves, como hemorragia cerebral, arritmias, isquemia o incluso infarto de miocardio en presencia concomitante de enfermedad cerebrovascular, enfermedad de la arteria coronaria o hipertensión5,6.

La hipertensión arterial esencial es el trastorno concomitante más común en pacientes ingresados para cirugía7. La alteración de la homeostasis cardiovascular en pacientes hipertensos demostró causar un desequilibrio simpatovagal caracterizado por la disminución de la modulación vagal y por el aumento de la actividad simpática8. La respuesta a la laringoscopia es significativamente diferente en pacientes

hipertensos, en comparación con pacientes normotensos. Las alteraciones de la presión arterial que se desarrollan inmediatamente después de la inducción de la anestesia son mucho mayores en pacientes hipertensos. Esos pacientes tienen hipotensión acentuada tanto durante la inducción como durante la laringoscopia y la intubación9. Una fluctuación de la presión arterial superior al 20% en pacientes hipertensos demostró estar asociada a complicaciones perio-peratorias. Se relató que las arritmias ventriculares son la causa más común de muerte súbita cardíaca en casos hiper-tensos que no vienen seguidos de una enfermedad arterial coronaria10, y la prolongación de la DQT en pacientes hipertensos mostró estar asociada con la muerte súbita11. La importancia de minimizar las respuestas simpatoadrenérgi-cas exageradas y las alteraciones del intervalo QT y de la DQT durante la inducción de la anestesia en el grupo de pacientes hipertensos es, por tanto, muy obvia. Para evitar tales eventos dañinos, se han usado diferentes clases de medicamentos. El esmolol es un bloqueador betaadre-nérgico cardioselectivo, con acción de inicio rápido y vida media de eliminación bastante corta. El esmolol es conocido por disminuir la respuesta hemodinámica a la laringoscopia y a la intubación12,13. Sin embargo, son controvertidos los resultados de un número limitado de estudios, donde se ve el efecto del esmolol en la disminución del intervalo QT largo y de la DQT inducida por la laringoscopia e intubación.

Existe un consenso sobre el uso continuo del medicamento antihipertensivo hasta la mañana del día de la cirugía. Sin embargo, el uso de inhibidores de la enzima conver-tidora de la angiotensina (IECA) se debate a causa del potencial desarrollado de hipotensión resistente a vasopre-sores. Algunos autores relatan la necesidad de mantener el uso continuo14, mientras otros creen que el uso debe ser interrumpido15. No encontramos estudios sobre el efecto del esmolol en la hemodinámica y en las alteraciones del intervalo QT y de la DQT observadas durante la inducción de la anestesia en pacientes hipertensos que recibieron IECA.

El objetivo de este estudio fue investigar el efecto del esmolol sobre la hemodinámica y alteraciones del QTc y de la DQTc durante la inducción de la anestesia observadas en pacientes hipertensos que recibieron IECA.

Métodos

Después de obtener la aprobación del Comité de Ética y el consentimiento firmados, 60 pacientes entre 20-65 años, con hipertensión esencial controlada por IECA y programados para cirugía electiva fueron incluidos en este estudio prospectivo, aleatorizado y doble ciego. Fueron excluidos los pacientes con angina inestable, trastorno de conducción o arritmia grave, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia cardíaca y enfermedad cardíaca valvular, en tratamiento con medicamentos que prolongan el intervalo QT (como antidepresivos tricíclicos, quinidina, disopiramida, sotalol, bloqueadores de los canales de calcio), con trastornos electrolíticos o perfiles de coagulación anormales, con hipersensibilidad conocida al medicamento que debe ser usado y las embarazadas. Los pacientes cuyas intubaciones podrían ser difíciles y los que fueron intu-bados después de varios intentos no fueron incluidos. Los

pacientes fueron informados sobre el método que sería usado y obtuvimos el consentimiento verbal y por escrito de los participantes durante la visita preoperatoria en la víspera de la cirugía. El tratamiento antihipertensivo se mantuvo hasta la mañana de la cirugía, pero la premedicación no fue administrada.

En quirófano, y después del acceso vascular obtenido con un catéter intracath de calibre 20G, los pacientes fueron monitorizados por oximetría de pulso (monitor Draeger Infinity Delta, EE. UU.), presión arterial no invasiva (monitor Draeger Infinity Delta, EE. UU.) y electrocardiograma (ECG) de 12 derivaciones (Trismed, Cardipia 400). Fueron registrados los valores de frecuencia cardíaca (FC) inicial y la presión arterial media (PAM), y los resultados del ECG de 12 derivaciones. Los pacientes fueron aleatorizados prospectivamente por ordenador para uno de los 2 grupos: esmolol y control. El esmolol (Breviblock, Eczacibasi-Baxter Co.) fue administrado en infusión de 100mcg/kg/min después de la administración de una dosis en bolo de 500 mcg/kg (en volumen de 5mL, dentro de los 30 s) en el grupo esmolol. La infusión de esmolol fue continua hasta 4min después de la intubación. En el grupo control, una infusión administrada en bolo, similar al grupo esmolol, se hizo con solución salina al 0,9%. La anestesia fue inducida con 2 mg/kg de pro-pofol y 1 mcg/kg de fentanilo 5min después de la infusión del esmolol o solución salina en ambos grupos. Los pacientes fueron intubados después de 3 min de la administración de vecuronio (1 mg/kg) por un anestesista con experiencia y, como media, el procedimiento duró 20s. Los pacientes cuya PAM cayó por debajo de 55 mmHg y la FC por debajo de 50lpm-1 recibieron 5mg de efedrina y 0,5 mg de atropina. La infusión de esmolol se interrumpiría en el caso de que no hubiese respuesta a la medicación. Los valores de la PAM y la FC, y los resultados del ECG (a una velocidad de barrido de 50mm/s) fueron registrados como valores basales antes de la anestesia (T0), 5min después de la administración de esmolol o solución salina (T1), 3min tras la inducción del medicamento (T2), 30s después de la intubación (T3), 2 min después de la intubación (T4) y 4 min tras la intubación (T5) y medidos 6 veces.

Los medicamentos del estudio fueron preparados por un anestesista no incluido en el estudio y que no conocía la ubicación de los grupos de pacientes. Los registros fueron mantenidos por otro anestesista que desconocía la ubicación de los grupos. Los registros del ECG fueron evaluados por un cardiólogo también desconocedor de la ubicación de los grupos. La distancia desde el inicio del complejo QRS hasta el final de la onda T se aceptó como el intervalo QT. Cuando la onda T era bífida, el final de la onda T fue aceptado como el punto en el que la extensión de la primera onda alcanzó la línea isoeléctrica si el segundo componente fuese un 50% menor que el primero, y como el punto en que la segunda onda alcanzó la línea isoeléctrica si el segundo componente fuese un 50% mayor que el primero. Fueron medidas tres distancias QT para cada derivación y se calculó la media. Los QTc para la FC fueron calculados, para todas las derivaciones, con la fórmula de Bazett (QTc = QT(ms)/RR(sn)1/2). La media de los valores de QTc de los 3 latidos cardíacos consecutivos en cada derivación se aceptó como el intervalo QTc referente a la derivación. La DQT fue calculada como la diferencia entre la distancia más larga y la distancia más corta del intervalo QT en cada intervalo, mientras que la

Tabla 1 Datos clínicos y demográficos (media ± DE)

Esmolol (n = 30) Control (n = 30) P

Edad (años) 57 ±6,9 57,9 ±6,8 0,589

Sexo (F/M) 7/23 9/21 0,559

ASA (I/II) 16/14 21/9 0,184

Altura (cm) 159,8 ±7,6 162,2 ±7,7 0,120

Peso (kg) 73,1 ±14,4 78,2 ±13,2 0,184

DQTc fue calculada como la diferencia entre los valores más largos y más cortos del QTc.

El análisis estadístico se hizo con el programa SPSS 16.0 para Windows (SPSS, Inc., Chicago, IL, EE. UU.). Presumimos un nivel alfa de 0,05 y un poder de 0,80 y que un mínimo de 21 pacientes en cada grupo era necesario para detectar un promedio de diferencia de 20 ms y 22 ms de desviación estándar para el intervalo QTc entre los 2 grupos. Las diferencias entre los grupos fueron evaluadas con el test de la t de Student para muestras independientes o el test del Xi-cuadrado. Las alteraciones de la PAM, FC, intervalo QTc y DQTc de cada grupo fueron evaluadas con el test del análisis de variancia (con la corrección de Bonferroni). Un valor de p < 0,05 se aceptó como estadísticamente significativo.

Resultados

No hubo diferencia entre los grupos con relación a los datos demográficos (tabla 1). Los valores de PAM basal, FC, intervalo QTc y DQTc fueron similares en los 2 grupos.

La PAM fue más baja en el grupo esmolol que en el grupo control en los tiempos de medición: T1 (84,1 ±17,4vs. 98,2 ±14,7), T2 (62,8 ±8,5 vs. 87,7±11,5) yT3 (75,4±6,8 vs. 91,3 ±21,2) (fig. 1). Hubo una caída acentuada de los niveles de la PAM con relación a los valores basales en todos los tiempos medidos después de la administración de los medicamentos de inducción (T2) en el grupo control (T2: p = 0,001; T3: p = 0,020; T4: p = 0,025; T5: p = 0,001) y en todos los tiempos de medición después de la administración de esmolol (T1) en el grupo esmolol (T1: p = 0,001; T2: p = 0,001; T3: p = 0,001; T4: p = 0,002; T5: p = 0,001). El grupo esmolol, en contraste con el grupo control, mostró una caída acentuadamente mayor de la PAM después de la inducción de propofol (T2) (fig. 1) (p = 0,001).

La comparación de las medias de los valores de la FC mostró una diferencia significativa entre los grupos en los valores medidos a los 30s después de la intubación (T3). La media de la FC fue acentuadamente mayor a los 30 s después de la intubación (T3) en el grupo control (84,2 ±15,6 vs. 93,2 ± 13,9; p = 0,022). La FC en el grupo esmolol fue inferior al valor basal en todos los tiempos, con excepción de en T3 (T1: p = 0,007; T2: p = 0,001; T4: p = 0,015; T5: p = 0,001) y similar al valor basal a los 30s después de la intubación. Los valores de la FC en el grupo control fueron inferiores a los basales en T2 (p = 0,003) y superiores a los valores basales en T3 (p = 0,001) (fig. 2).

Las medias de los valores basales del QTc fueron similares en los pacientes de los 2 grupos. Los valores basales del QTc fueron superiores a 440 ms en 12 pacientes (40%) del grupo esmolol y en 10 pacientes (33%) del grupo control,

sin diferencia entre los grupos (p > 0,05). El intervalo QT fue acentuadamente menor en el grupo esmolol que en el grupo controlalos 30sdespués de la intubación (T3) (439,7 ±27,8 vs. 458,7±29,3; p = 0,012). La duración del intervalo QTc disminuyó ligeramente después de la administración del esmolol, pero no fue estadísticamente significativa. El intervalo QTc fue similar al basal en todos los tiempos medidos (p = 0,618). En el grupo control, los valores del intervalo QTc a los 30s (T3) y 2min (T4) después de la intubación fueron más largos que ambos valores basales (p = 0,001; p = 0,001) y que los de T1 (p = 0,001; p = 0,003) (fig. 3).

Los valores basales de la DQTc fueron similares en los pacientes de los 2 grupos. El intervalo de la DQTc fue acentuadamente más largo en el grupo control que en el grupo esmolol a los 30s después de la intubación (T3) (p = 0,034). Los valores del intervalo DQTc en el grupo esmolol no mostraron alteración estadísticamente significativa en ningún tiempo medido (p = 0,061). Los valores de la DQTc en el grupo control fueron más largos que los basales después de

ra 100

Promedio de la presión arterial

(U t <0

2 ti <0

T1 T2 T3 T4 T5

Tiempo

Esmolol -«-Control

Figura 1 Media de los valores de la presión arterial en los grupos esmolol y control. T0: valor basal; T1: 5 min postadministración de esmolol; T2: 2 min postadministración de los medicamentos de inducción; T3: 30 s postintubación; T4: 2 min postintubación; T5: 4 min postintubación. *p = 0,001 cuando los 2 grupos fueron comparados; #p = 0,001 cuando fue comparada con los valores basales; ¥p = 0,002, cuando fue comparada con los valores basales; +p = 0,001 cuando fue comparada con los valores basales; ++p = 0,020 cuando fue comparada con los valores basales; +++p = 0,025 cuando fue comparado con los valores basales.

Esmolol

Control

Figura 2 Media de los valores de la frecuencia cardíaca en los grupos esmolol y control. T0: valor basal; T1: 5 min postadministración de esmolol; T2: 2 min postadministración de los medicamentos de inducción; T3: 30s postintubación; T4: 2 min postintubación; T5: 4 min postintubación.*p = 0,022 cuando los 2 grupos fueron comparados; #p < 0,005 cuando fue comparada con los valores basales.

la inducción de los medicamentos (T2) y a los 2 min después de la intubación (T3) y más largos que los basales y en ambos T1 (postesmolol) y T3 (30s postintubación) (fig. 4).

No hubo necesidad de usar atropina en los pacientes, mientras que la administración de efedrina fue necesaria en 3 pacientes del grupo esmolol. No se tuvo que interrumpir la infusión de esmolol en ningún paciente. La incidencia

470-1 460450440430420410400

Intervalo del QTc

Tiempo

Esmolol

Control

Figura 3 Media de los valores del QTc en los grupos esmolol y control. T0: valor basal; T1: 5 min postadministración de esmolol; T2: 2 min postadministración de los medicamentos de inducción; T3: 30s postintubación; T4: 2min postintubación; T5: 4min postintubación. *p = 0,012 cuando los 2 grupos fueron comparados; #p = 0,001 cuando fue comparado con los valores basales; ¥p = 0,001 cuando fue comparado con T1; +p = 0,003 cuando fue comparado con T1.

Figura 4 Media de los valores de la DQTc en los grupos esmolol y control. T0: valor basal; T1: 5 minutos postadministración de esmolol; T2: 2 minutos postadministración de los medicamentos de inducción; T3: 30s postintubación; T4: 2min postintubación; T5: 4min postintubación. *p = 0,034 cuando los 2 grupos fueron comparados; +p = 0,003 cuando fue comparada con los valores basales; #p = 0,001 cuando fue comparada con la línea de base; ¥p = 0,006 cuando fue comparada con los valores basales; * p = 0,036 cuando fue comparada con los valores basales.

de arritmia fue mayor en los 4 min después de la intubación en el grupo control (p = 0,038). Dos pacientes del grupo esmolol desarrollaron extrasístoles ventriculares unifocales, mientras que 4 del grupo control tuvieron extrasístoles ventriculares multifocales, uno desarrolló bigeminismo ventricular, y 3, extrasístoles ventriculares unifocales.

Discusión

En este estudio investigamos el efecto del esmolol sobre la hemodinámica durante la inducción y las alteraciones del intervalo QTc y de la DQTc en un grupo de pacientes hipertensos que recibieron IECA. La prolongación del intervalo QTc y de la DQTc después de la intubación se mantuvo bajo control con esmolol en bolo de 500 mcg/kg, seguido de infusión de 100mcg/kg/min. El esmolol también evitó el aumento de la FC después de la intubación; sin embargo condujo a una disminución acentuada de la presión arterial durante la inducción.

De acuerdo con nuestro estudio, este es el primer estudio que investiga el efecto del esmolol sobre las respuestas hemodinámicas inducidas por la laringoscopia e intubación traqueal, y también sobre el intervalo QT y la DQT en un grupo de pacientes hipertensos que recibieron IECA. Aunque existan muchos estudios sobre la supresión de las respuestas hemodinámicas relacionadas con la intubación con el esmolol, no hay un consenso sobre el mejor momento y la vía ideal de administración. Un gran metaanálisis llevado a cabo por Figueredo y García-Fuentes13 sobre la eficacia del esmolol para la supresión de las respuestas hemodinámicas relacionadas con la intubación en 2.900 pacientes, evaluó de forma sistemática 11 regímenes y dosis diferentes de esmolol. Los autores relataron que el esmolol fue eficaz en la supresión

de las respuestas hemodinámicas relacionadas con la intubación, pero existía un riesgo de hipotensión, dependiendo de la dosis durante la inducción de la anestesia. La dosis más eficaz con menor incidencia y gravedad de efectos colaterales fue un bolo de 500 mcg, seguido por infusión continua de 200 o 300mcg/kg/min. Administramos una dosis en bolo de 500mcg/kg de esmolol, seguida de una infusión continua de 100mcg/kg/min. La dosis de infusión se redujo a la mitad por 2 motivos: la alta tasa de hipotensión arterial en nuestro estudio-piloto con dosis de infusión de 200mcg/kg/min y el uso de propofol como agente de inducción. Aunque existan estudios que muestren que el propofol prolonga el intervalo QT16,17, es generalmente aceptado que el efecto del propofol sobre el intervalo QT es nulo o pequeño18,19. Por tanto, preferimos usar el propofol para la inducción en vez de agentes volátiles o el tiopental, que se conocen por prolongar el intervalo QT. Sin embargo, al propofol también se le conoce por disminuir la presión arterial20,21, causar bradicardia22 y disminuir la resistencia vascular sis-témica. Korpinen et al.23, en un estudio que investigó los efectos electrocardiográficos y hemodinámicos del esmolol en una combinación con el metoexital y el propofol durante la inducción de la anestesia, relataron que una combinación de propofol-esmolol causó depresión hemodinámica. Al tener en cuenta que nuestro estudio se haría con un grupo de pacientes hipertensos, en los cuales las alteraciones hemodinámicas son más prominentes, reducimos la dosis de infusión para no provocar más depresión cardiovascular durante el uso del esmolol. Las dosis de esmolol que usamos impidieron el aumento de la FC después de la intubación, pero mantuvieron los valores basales de la FC en el grupo control. No obstante, la caída de la PAM observada durante la inducción fue notable y mucho mayor que la del grupo control. Creemos que el efecto causante de la vaso-dilatación tanto de propofol como de inhibidor de la ECA en el grupo de pacientes hipertensos es potenciado con el esmolol en ese grupo. Sin embargo, para verificar esta opinión es necesario llevar a cabo estudios controlados. Puede ser útil disminuir la dosis de propofol para evitar la hipotensión profunda durante la inducción en pacientes hipertensos que recibieron IECA. Weisenberg et al.24 publicaron recientemente un artículo en el cual investigaron las alteraciones hemodinámicas causadas por la inducción de la anestesia con propofol en 4 dosis diferentes en pacientes que recibieron IECA. Los autores relataron que una dosis de 1,3mg/kg disminuyó la inestabilidad hemodinámica. Pero la monito-rización del índice biespectral no se usó en ese estudio y el control hemodinámico ideal presumido como sinónimo de anestesia ideal incluyó analgesia y amnesia. Son necesarios más estudios para determinar la dosis ideal durante el uso del esmolol con inducción de propofol en pacientes hipertensos que recibieron IECA.

Se sabe que existe una estrecha relación entre la hipertensión esencial y el sistema nervioso autónomo y que la frecuencia de arritmias cardíacas aumenta en pacientes con trastornos en el dinamismo del QT25. Informamos de que el aumento de la DQT en pacientes hipertensos está asociado con la muerte súbita11 y que varios medicamentos antihi-pertensivos mostraron disminuir la incidencia de DQT y la arritmia26,27. Si consideramos que la laringoscopia y la activación simpática también prolongan el intervalo QT y la

DQT, el uso de métodos que reduzcan la DQT en pacientes hipertensos puede ser clínicamente significativo para evitar las respuestas simpatoadrenérgicas inducidas por la laringoscopia y la intubación traqueal. Los betabloqueado-res, conocidos por disminuir las respuestas cardiovasculares a estímulos simpáticos, pueden disminuir el desarrollo de arritmias en ese contexto. Varios resultados fueron expuestos con relación al efecto del esmolol sobre el intervalo QT, inducido por la laringoscopia y la intubación12,23,28"31. Korpinen et al.30 relataron que el esmolol en combinación con el propofol y el alfentanilo para la inducción en cirugía otorrinolaringológica acorta el intervalo QT. Los mismos investigadores expusieron también, en 2 estudios distintos, que el esmolol acorta la prolongación del intervalo QTc observado después del uso de anestésico intravenoso, pero no la prolongación observada después de la intubación28,29. Otro estudio, hecho por los mismos autores, que combinó esmolol con metoexital o inducción con propo-fol demostró resultados similares23. Pero hay que resaltar que algunos de esos estudios usaron succinilcolina12,23,29, mientras que otros emplearon tiopental29,30 y premedicación anticolinérgica12,23. Esos agentes son conocidos por prolongar el intervalo QT. Erdil et al.31 publicaron un estudio que investigó el efecto del esmolol sobre las alteraciones del intervalo QTc observadas durante la inducción de la anestesia en pacientes con enfermedad arterial coronaria. Ese estudio combinó etomidato, fentanilo e inducción con vecu-ronio y esmolol, y los autores relataron que el esmolol mantuvo las respuestas hemodinámicas a la intubación y la prolongación del intervalo QT después de la intubación bajo control. Se usó una dosis en bolo de 1.000 mcg/kg de esmolol, seguida de una infusión de 250mcg/kg/min, y los pacientes no desarrollaron depresión cardiovascular, a pesar de la dosis relativamente alta. Los investigadores relataron que ese resultado fue a causa del uso de agentes con mínimos efectos cardiovasculares durante la inducción. En nuestro estudio, constatamos que los valores prolongados de QTc y DQTc iniciados con la inducción de la anestesia y culminados con la intubación en el grupo control, fueron prevenidos con el esmolol. Además, la incidencia de arritmias después de la intubación también disminuyó con el esmolol. Recientemente, Kaneko et al.32 investigaron el efecto del landiolol, un antagonista del receptor adrenérgico-p de acción ultracorta, sobre el intervalo QT y la DQT. De forma similar a nuestros resultados, los autores descubrieron que el landiolol previene el aumento de QT, QTc, DQT y DQTc durante y después de la intubación traqueal.

Observamos que los valores basales del QTc de nuestros pacientes estaban relativamente elevados (439,4 ±29,2 y 428,1 ±25,4). Eso puede deberse al hecho de que nuestros pacientes son hipertensos con tono simpático-adrenal alto. Además, la falta de premedicación también puede haber contribuido al aumento del tono simpaticoadrenal y haber causado la ansiedad.

Una limitación de nuestro estudio es que no comparamos a los pacientes que continuaron recibiendo IECA con los que no lo recibieron. Como observamos anteriormente, no hay un consenso sobre el uso continuado de IECA hasta la manana de la cirugía, a causa del potencial para el desarrollo de hipotensión resistente a vasopresores. Por tanto, no

podemos recomendar definitivamente si el uso de IECA debe ser continuado o interrumpido, especialmente si se utiliza la infusión con el esmolol durante la inducción de la anestesia. Sin embargo, nuestros resultados sugieren que el uso de IECA debe ser continuado.

En conclusión, descubrimos que la intubación endotra-queal durante la inducción de la anestesia con propofol mostró prolongar el QTc y la DQTc, y aumentar la FC en pacientes hipertensos que recibieron IECA, mientras que la infusión con el esmolol en bolo de 500mcg/kg/min, seguida de infusión de 100mcg/kg/min, previno esas respuestas. Además, también descubrimos que la presión arterial tiende a disminuir con el esmolol durante la inducción y que son necesarios los cuidados.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses. Bibliografía

1. Chiang CE. Congenital and acquired long QT syndrome. Current concepts and management. Cardiol Rev. 2004;12: 222-34.

2. Okin PM, Devereux RB, Howard BV, et al. Assessment of QT interval and QT dispersion for prediction of all cause and cardiovascular mortality in American Indians. The strong heart study. Circulation. 2000;101:61-6.

3. Booker PD, Whyte SD, Ladusans EJ. Long QT syndrome and anesthesia. Br J Anaesth. 2003;90:349-66.

4. Ay B, Fak AS, Toprak A, et al. QT dispersion increases during intubation in patients with coronary artery diseases. J Electro-cardiol. 2003;36:99-104.

5. Thomson IR. The haemodynamic response to intubation: a perspective. Can J Anaesth. 1989;36:367-9.

6. Kaplan JD, Schuster DP. Physiological consequences of tracheal intubation. Clin Chest Med. 1991;12:425-32.

7. Hawel SJ, Sear JW, Foex P Hypertension, hypertensive heart disease and perioperative cardiac risk. Br J Anaesth. 2004;92:570-83.

8. Prakash ES, Madanmohan Sethuraman KR, Narayan SK. Cardiovascular autonomic regulation in subjects with normal blood pressure, high-normal blood pressure and recent-onset hypertension. Clin Exp Pharmacol Physiol. 2005;32:488-94.

9. Morgan GE, Mikhail MS. Anaesthesia for patients with cardiovascular disease. En: Clinical anesthesiology. 4th ed. Stamford: Appleton and Lange Press; 2002. p. 389-95.

10. Messerli FH. Hypertension and sudden cardiac death. Am J Hypertens. 1999;12:181-8.

11. Galinier M, Balanescu S, Fourcade J, et al. Prognostic value of ventricular arrhythmias in systemic hypertension. J Hypertens. 1997;15:1779-83.

12. Korpinen R, Simola M, Saarnivaara L. Effect of esmolol on the heart rate, arterial pressure and electrocardiographic changes during laryngomicroscopy. Acta Anaesth Scand. 1997;41:371-5.

13. Figueredo E, Garcia-Fuentes EM. Assessment of the efficacy of esmolol on the haemodynamic changes induced by laryngoscopy and tracheal intubation: a meta-analysis. Acta Anaesthesiol Scand. 2001;45:1011-22.

14. Pigott DW, Nagle C, Allman K, et al. Effect of omitting regular ACE inhibitor medication before cardiac surgery on haemodynamic variables and vasoactive drug requirements. Br J Anaesth. 1999;83:715-20.

15. Coriat P Richer C, Douraki T, et al. Influence of chronic angiotensin-converting enzyme inhibition on anesthetic induction. Anesthesiology. 1994;81:229-307.

16. Saarnivaara L, Klemola UM, Lindgren L, et al. QT interval of the ECG, heart rate and arterial pressure using propofol, methohexital or midazolam for induction of anaesthesia. Acta Anaesthesiol Scand. 1990;34:276-81.

17. McConachiel, KeavenyJP, HealyTE, etal. Effect of anaesthesia on the QT interval. Br J Anaesth. 1989;63:558-60.

18. Kleinsasser A, Kuenszberg E, Loeckinger A, et al. Sevoflurane, but not propofol, significantly prolongs the Q-T interval. Anesth Analg. 2000;90:25-7.

19. Michaloudis DG, Kanakoudis FS, Petrou AM, et al. The effects of midazolam or propofol followed by suxamethonium on the QT interval in humans. Eur J Anaesthesiol. 1996;13:364-8.

20. Robinson BJ, Ebert TJ, O'Brien TJ, et al. Mechanisms whereby propofol mediates peripheral vasodilation in humans. Sym-pathoinhibition or direct vascular relaxation? Anesthesiology. 1997;86:64-72.

21. Hoka S, Yamaura K, Takenaka T et al. Propofol-induced increase in vascular capacitance is due to inhibition of sympathetic vaso-constrictive activity. Anesthesiology. 1998;89:1495-500.

22. Tramer MR, Moore RA, McQuay HJ. Propofol and bradycardia: causation, frequency and severity. Br J Anaesth. 1997;78:642-51.

23. Korpinen R, Klemola UM, Simola M, et al. The electrocardio-graphic and hemodynamic effect of metohexital and propofol with and without esmolol. Acta Anaesthesiol Scand. 2006;50: 188-92.

24. Weisenberg M, Sessler DI, Tavdi M, et al. Dose-dependent hemodynamic effects of propofol induction following brotizo-lam premedication in hypertensive patients taking angiotensin-converting enzyme inhibitors. J Clin Anesth. 2010;22: 190-5.

25. Passino C, Magagna A, Conforti F, et al. Ventricular repolari-zation is prolonged in nondipper hypertensive patients: role of left ventricular hypertrophy and autonomic dysfunction. J Hypertens. 2003;21:445-51.

26. Oikarinen L, Viitasalo M, Toivonen L, et al., Anglo-Scandinavian Cardiac Outcomes Trial. Comparative effects of atenolol-based and amlodipine-based antihypertensive therapy on QT dispersion in hypertensive subjects. J Hum Hypertens. 2001;15 Suppl 1:43 -5.

27. Galetta F, Franzoni F, Magagna A, et al. Effect of nebivolol on QT dispersion in hypertensive patients with left ventricular hypertrophy Biomed Pharmacother. 2005;59:15-9.

28. Korpinen R, Saarnivaara L, Siren K, et al. Modification of the haemodynamic responses to induction of anaesthesia and tracheal intubation with alfentanil, esmolol and their combination. Can J Anaesth. 1995;42:298-304.

29. Korpinen R, Saarnivaara L, Siren K. QT interval of the ECG, heart rate and arterial pressure during anaesthetic induction: comparative effects of alfentanil and esmolol. Acta Anaesthesiol Scand. 1995;39:809-13.

30. Korpinen R, Simola M, Saarnivaara L. Effect of esmolol on the hemodynamic and electrocardiographic changes during laryngomicroscopy under propofol-alfentanil anesthesia. Acta Anaesthesiol Belg. 1998;49:123-32.

31. Erdil F Demirbilek S, Begec Z, et al. The effect of esmolol on the QTc interval during induction of anaesthesia in patients with coronary artery disease. Anaesthesia 2009;64:246-50.

32. Kaneko M, Yamaguchi S, Hamaguchi S, et al. Effects of lan-diolol on QT interval and QT dispersion during induction of anesthesia using computerized measurement. J Clin Anesth. 2009;21:555-61.